sábado, 25 de mayo de 2013

Capella de Ministrers también apuesta por el crowdfunding

El mundo de la música sigue buscando soluciones a las transformaciones que está conociendo la industria fruto de la revolución digital. Los modelos de negocio anteriores no sirven ya y urge encontrar formas innovadoras de financiar las obras y garantizar las ventas. Paradójicamente, los supuestos verdugos, las redes, son también las portadoras de de ideas de supervivencia. De esta forma surge el crowdfunding, que no es otra cosa que financiar la producción de un disco mediante numerosas pequeñas aportaciones de inversores anónimos desde Internet.

Ya nos hicimos eco aquí de la iniciativa del dúo Dolce Rima para lanzar su primer CD sobre música del siglo XVI basada en el crowdfunding. Debo decir con el orgullo de ser uno de los mecenas, que el disco está ya grabado y a punto de salir al mercado. Pues ahora es el renombrado conjunto de música medieval Capella de Ministrers el que ha lanzado, desde la plataforma Verkami, su propio proyecto de crowdfunding: La música encerrrada.

El grupo liderado por Carles Magraner ha sumado la voz de Mara Aranda a este proyecto que pretende recrear la música de la diáspora sefardí, es decir, de los judíos que fueron expulsados de España por los Reyes Católicos en 1492 y que emigraron forzosamente, sobre todo al mediterráneo oriental.

Esta obra recreará la tradición encerrada en el seno de las familias exiliadas durante siglos, pues en palabras de los promotores:

“Con ellos viajan los textos litúrgicos de poetas de la llamada edad de oro judaica en España (S.X al XII) y toda una música que hoy preservamos por la tradición oral, coplas y poemas de la cultura hispánica medieval. Juglares y músicos judíos compartían celebraciones musicales junto árabes y cristianos desde que tanto Jaume I como Alfonso X, con el fin de atraer nuevos pobladores, no hicieron distinción alguna en cuanto a raza y religión se referiría. Sólo la unidad de la fe impuesta por los monarcas peninsulares preservaría las señas de identidad de la sociedad cristiana medieval y para ello era necesaria la conversión o expulsión tanto de judíos (1492) como de mudéjares (1502).”

En la grabación tomarán parte los siguientes intérpretes: Mara Aranda, voz; Carles Magraner, viella;  Jota Martínez, cítola y zanfoña; Abdelaziz Samsaoui, kanun y Pau Ballester, percusiones;  y finalmente, David Antich, flautas.

Es una buena noticia que inyecta un soplo de vida y esperanza al futuro de la música antigua que tanto nos gusta. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada