miércoles, 5 de octubre de 2016

Los sacabuches de Oniria clausurarán la exposición ATÉMPORA de la catedral de Sigüenza


El sábado 5 de noviembre el sonido majestuoso de los sacabuches del conjunto Oniria sonarán de nuevo bajo las bóvedas de crucería de la catedral de Sigüenza. El grupo de ministriles que dirige el malagueño Daniel Anarte actuará clausurando la exposición ATÉMPORA, que ha albergado el templo desde la primavera, y que ha conmemorado los quinientos años del fallecimiento de Miguel de Cervantes y William Shakespeare.

Como en su pasada visita a la Ciudad del Doncel hace dos años, Oniria nos propone un atractivo viaje en el tiempo: llevarnos hasta la Sigüenza del Renacimiento y del Barroco para escuchar cómo sonaba la música interpretada por los ministriles que trabajaban para la capilla de la catedral. Para ello han elaborado un programa, que será interpretado en el citado templo compuesto por los distintos estilos cultivados por diferentes maestros de capilla y músicos que trabajaron en ella.

La capilla de ministriles de la catedral de Sigüenza es una de las más antiguas del noreste peninsular. Data de 1554, época en que estaba dirigida por el maestro Mathias Chacón, y se creó siguiendo el ejemplo de otras catedrales, como la de Toledo y la de Cuenca, cuyas formaciones fijas de ministriles fueron creadas en 1531 y 1537, respectivamente. Pero el templo seguntino ofrece un valor añadido desde el punto de vista de la arqueología musical, a saber, es una de las pocas catedrales españolas de la época que tiene documentado el cometido de los ministriles en las festividades litúrgicas de mayor solemnidad. El documento Directorio de coro de Juan Pérez constituye un verdadero manual para los ministriles de capilla, en el que se enumeran las distintas fiestas y celebraciones que requerían de la intervención de los músicos, así como las obligaciones de estos al respecto.

El grupo Oniria nace en 2009 con el objeto de mostrar y difundir la música escrita para sacabuche, un antepasado del trombón, escrita en el Renacimiento y en el Barroco. Para ello utilizan reproducciones fieles de los instrumentos de la época. Fruto de un concienzudo trabajo de investigación, para este ciclo de recitales los miembros de Oniria han confeccionado un completo programa que recorre la obra de interesantes compositores españoles de los siglos XVI y XVII. En sus propias palabras, las piezas elegidas abarcan: “desde la polifonía, romances y diferencias renacentistas, pasando por el estilo manierista de los villancicos en el primer barroco, hasta las tonadas del barroco tardío español”



De esta forma, podremos escuchar una pieza de Cristóbal de Morales, que aunque no ejerció en la catedral de Sigüenza parece ser que hacia 1530 estuvo revisando el funcionamiento del órgano del templo. También tienen presencia en el repertorio las ensaladas de Mateo Flecha el viejo, que figura como maestro de capilla en las actas de la catedral en 1539. Francisco Salinas fue organista de la capilla catedralicia en la segunda mitad del siglo XVI y fue sucedido por Hernando de Cabezón, hijo del gran Antonio. Sus obras cierran la primera parte del programa.

La segunda parte está centrada en el siglo XVII e incluye obras de Juan Pérez Roldán, Fray Manuel Correa, Cristóbal Galán y José de Caseda, que ya ejerce el magisterio de la capilla seguntina a principios del siglo XVIII.

Sin duda supone un plan muy atractivo viajar hasta Sigüenza ese fin de semana (se encuentra a tan solo una hora y media de Madrid en automóvil) y aprovechar para ver la exposición y asistir al recital de Oniria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada