domingo, 20 de octubre de 2013

La aproximación de Jordi Savall a la obra de Diego Ortiz

El pasado agosto anunció el sello AliaVox el lanzamiento del CD de Jordi Savall Recercadas del Tratado de Glosas de Diego Ortiz, una obra que presumo debe ser una reedición dado que como año de grabación figura 1989. Se trata de la interpretación de las variaciones para viola de gamba (recercadas; recercar: buscar de nuevo) contenidas en la obra maestra del músico renacentista Diego Ortiz.

La figura de Diego Ortiz ya fue tratada en este blog. Es uno de los músicos europeos más brillantes del siglo XVI, polifonista, organista, violero, y sobre todo, teórico musical, cuya obra de 1533 recrea este disco de Savall: el Tratado de glosas sobre cláusulas y otros géneros de puntos en la música de violones nuevamente puestos en luz, más conocido como Tratado de Glosas.

Se trata de un manual para tocar la viola de gamba (o violón que lo llama Ortiz), acompañando o no a otros instrumentos, como el clavicémbalo o el órgano. Consta de dos partes, la primera en la que enseña el arte de glosar un pequeño diseño melódico cadencial, que él llama “cláusula”, y la segunda, en donde trata de la forma en que se ha de tañer el violón para acompañar el címbalo.

En el texto que acompaña a la grabación Jordi Savall destaca el importante papel de la obra de Ortiz en el proceso de gestación y desarrollo de la música instrumental, en la primera mitad del siglo XVI:
“Dentro de esta decisiva evolución que se produce durante la primera mitad del siglo XVI en el arte musical europeo, el tratado de Diego Ortiz representa asimismo una de las contribuciones esenciales al proceso configurativo de un lenguaje instrumental individualizado, libre ya de las limitaciones de la voz humana. Participa además en la génesis de unas formas y procedimientos –como la variación contrapuntística u ornamental, el bajo obstinado y el bajo continuo– que tendrán una importancia determinante en la música instrumental y vocal de los siglos XVII y XVIII.”
El Tratado de Glosas pretende, entre otras cosas, enseñar a improvisar con la viola de gamba, a enriquecer y colorear un determinado tema musical. En las propias palabras de Diego Ortiz:
“Y la razon destro es por que el Cymbalo tanne la obra perfettamente con todas sus bozes, y lo que haze el Violon es accompannar y dar gracia a lo que el Cymbalo tanne, deleytando con el differenciado sonido de la cuarda [a] los oyentes.”
De esta forma, el compositor muestra como ejemplos de lo anterior recercadas sobre el madrigal  O felici occhi miei  de J. Arcadelt y sobre la canción Doulce memoire de P. Sandrin.
 

Acompañan en le grabación a Jordi Savall Ton Koopman (clavicémbalo y órgano), Andrew Lawrence-King (harpa), Lorenz Duftschmid (violón), Rolf Lislevand (vihuela y guitarra) y Paolo Pandolfo (viola de gamba).

Supone este CD, aparte de su valía dentro del terreno de la musicología, un conjunto de piezas de gran belleza formal y gran capacidad evocadora.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada