jueves, 19 de julio de 2012

La pasión de Juana de Arco

Ha caído en mis manos (bueno, de hecho me lo han regalado, porque dicho así parece que me lo he encontrado en la calle) Jeanne d`Arc (Batailles & Prisons), el último gran proyecto musical de Jordi Savall. Con una presentación del producto de AliaVox espectacular, el doble CD viene acompañado de un libro de 500 páginas (bien es verdad que los textos aparecen en seis idiomas), en el que se aborda la figura de la Doncella de Orleans desde distintas perspectivas.

A lo largo de las 75 piezas que ocupan los dos discos se recrea, combinando música y recitados, la vida de Juana y el final de la Guerra de los Cien Años. A diferencia de otras grabaciones al uso que aportan música para encuadrar una determinada época o a un personaje histórico en particular, Jeanne d`Arc reconstruye los hechos intercalando citas, monólogos y diálogos que configuran un relato en sí mismo.

La música de la obra incluye adaptaciones de piezas del siglo XV del propio Savall, así como melodías originales de Dufay y Desprez, sobre todo. El cuidado y preciosismo con el que ha sido grabado el disco realmente evoca el momento histórico retratado.

La filosofía que inspira este proyecto, similar a otros de Jordi Savall, la define el propio autor en las páginas del libro:

“Toda partitura no es más que el esbozo más o menos definido de un arte que sólo existe realmente en el momento en que se concreta con los instrumentos o la voz humana. Así, toda música lleva de modo inevitable en sí misma la marca de su tiempo: puede que sea inmortal, pero nunca es intemporal.”

Savall distingue también entre la música y el acontecimiento; el concierto con frecuencia se encuentra separado de su contexto, cobrando de esta manera independencia. Por otro lado, la música que acompaña a una historia, él habla de una gesta o de una epopeya, alcanza una función descriptiva, como sucede con esta obra concreta. Suele estar más cerca de una partitura cinematográfica que acompaña y viste un relato en la pantalla.

A pesar de que me atrae y emociona sobremanera la escucha de Jeanne d`Arc, debo decir que me cansa un poco el modelo retablo –demasiado recitado y demasiada fanfarria-, y que quizá hubiera preferido una recopilación de música del siglo XV sin más, aunque entiendo bien que no es ése el espíritu de la obra. Por otro lado, también echo de menos partituras británicas de la época en el CD que contrarresten en alguna medida la presencia de los músicos franco-flamencos. Con todo, merece la pena escuchar este proyecto. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada