miércoles, 27 de abril de 2011

Coralea.com: el portal de la música vocal


¡Quién me iba decir después de veintitantos años que hace que compartíamos litronas de cerveza en remotas tabernas castellanas que iba a colaborar con mi amiga Paloma Mantilla en temas relacionados con la música antigua! Pues sí señor, por la presente, declaro la adhesión y el apoyo de este nuestro blog, “Soledad tengo de ti”,  al maravilloso proyecto que han emprendido Paloma y Luis Fernández: Coralea, una web dedicada al mundo de la música coral.

Coralea, en palabras de sus responsables, surgió porque queríamos facilitarnos el acceso a la información sobre la cada vez más numerosa oferta musical coral: qué se puede hacer y dónde, qué coros hay,  cuándo se pueden oír… Pero sentimos que no bastaba con eso, que lo que verdaderamente nos interesa es qué opinan los que los forman y los que, como a nosotros, les apasiona la música. Y por eso pensamos en Coralea.com: Actualidad coral y musical”. En este espacio podéis encontrar información relativa a eventos en toda España y en algunos países americanos, una completa oferta de formación musical ordenada por comunidades autónomas, y un exhaustivo registro de grupos corales de nuestro país. Además, la página cuenta con un blog de redacción colectiva que abunda en noticias, experiencias y opiniones relacionadas con el maravilloso mundo de la música clásica, y más en concreto, con la música vocal.

Me honra y me llena de orgullo que hayan tenido en consideración el contar conmigo en Coralea, aunque no negaré que me asusta un poco el que mis textos de aficionado compartan tribuna con las aportaciones de los expertos, dado que este proyecto está integrado por gente profesional y semiprofesional del mundo de la música. Lo único que he pretendido con “Soledad tengo de ti” es compartir música que me gusta, sin la menor pretensión de erudición, y demostrar que estas melodías son de todos y para todos, no sólo para una élite intelectual. Espero estar a la altura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada