domingo, 13 de febrero de 2011

A modo de introducción

Mi afición por la música española de los siglos XV, XVI y XVII me ha llevado desde hace años a nutrirme de CDs especializados. Sin embargo, a la hora de buscar bibliografía esclarecedora sobre la música y los músicos, la sorpresa es mayúscula al descubrir que hay poco o nada escrito sobre las artes desarrolladas en nuestro país en la época; los volúmenes de historia universal de la música tan solo mencionan a Cabezón, y a veces ni eso.

Me urgía por tanto buscar fuentes de información e intentar contar y compartir lo poco que podría descubrir al respecto, así que decidí abrir un blog sobre música antigua española. Quería dar a conocer las vihuelas de Mudarra, Narváez y Valderrábano; la viola de gamba de Diego Ortiz, la guitarra de Gaspar Sanz, el órgano de Aguilera Heredia o las canciones de Juan del Encina o del extremeño Vásquez. Pero… ¿y si de pronto me apetece hablar de un compositor extranjero o no circunscrito a dicha franja temporal? ¿Por qué cerrar tanto el espectro? Así que me decanté por un blog general de música, con especial atención al renacimiento y el barroco español, pero en el que todos los estilos, tendencias y épocas tienen cabida.

Por otro lado, no busco la exhaustividad informativa, primero, porque no tengo ni idea de música dado que no soy más que un simple aficionado, y por otra, que para las lluvias de hechos y fechas ya está la Wikipedia. Solamente pretendo habla de obras y músicos que me gustan, centrándome en la anécdota más que en la biografía.

Finalmente, el título del blog procede de una canción de Juan Vásquez (s. XVI):

Soledad tengo de ti
tierra mía do nací.
Si muriese sin ventura,
sepúteme en alta tierra
porque no estrañe la tierra
mi cuerpo en la sepultura,
y en sierra de grande altura.
Por ver si veré de allí
las tierras a do nací.
Soledad tengo de ti,
oh tierras donde nací.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada